6-12 meses
Artículo
Add this post to favorites

Atención: ¡Diarrea!

0
0 reviews

Mi bebé tiene diarrea desde hace dos días. ¿Se trata de un problema pasajero o debo preocuparme? ¿Se puede evitar la diarrea?

2 minutos lectura Mar. 3, 2016

Diarrea bebé

Primero comprueba que no haya una confusión. Los bebés que toman el pecho hacen deposiciones frecuentes, blandas, grumosas y amarillentas. Nada que ver con una diarrea, que se caracteriza por presentar deposiciones numerosas y líquidas.

¿Qué consecuencias tiene una diarrea?

Ya sea que tenga un origen viral o bacteriano o esté relacionada con una intolerancia alimentaria (a la leche de vaca o al gluten, por ejemplo), la diarrea provoca importantes pérdidas de agua y sales minerales. Por lo tanto, puede producir deshidratación. En casos extremos, incluso es necesaria la hospitalización del bebé. No hay que tomárselo a la ligera.

¿Cómo reconocer los casos más preocupantes?

Cuando el bebé tiene un poco de diarrea, no tienes por qué preocuparte. Sin embargo, cuando la diarrea está acompañada de ciertos indicios, debes actuar pronto. Presta especial atención si el bebé:

- Vomita apenas come o bebe
- Tiene la boca seca
- Hace caca cada dos o tres horas
- Sus deposiciones tienen sangre
- Está somnoliento e incluso no responde cuando se le llama
- Tiene ojeras y la cara de color gris
- Controla su peso. Si tu hijo pierde por lo menos un 5% de su peso, debes llevarlo inmediatamente a Urgencias para que reciba un tratamiento adecuado.


Si piensas que tu bebé puede estar deshidratando, hazle la prueba de turgencia cutánea. Consiste en pellizcarle la piel, en especial la del vientre. Si el pellizco se mantiene visible quiere decir que el cuerpo del bebé ha perdido mucha agua. Consulta enseguida con tu médico o acude a Urgencias.

Remedios que pueden adoptarse

Si tu bebé se deshidrata, sigue al pie de la letra los siguientes consejos:

Rehidrata al bebé con una solución de rehidratación oral (SRO). Estos sobres, que pueden adquirirse en las farmacias, se diluyen en agua mineral y le aportan sales minerales y azúcar. Esos componentes favorecen la absorción del preparado y limitan el riesgo de vómitos. Lo ideal es darle 5 ml cada 5 minutos, o tan a menudo como sea posible. Si el bebé toma el pecho, continúa dándoselo después de la solución de rehidratación oral.
Cuando el bebé está empezando a comer como los mayores dale alimentos que ayuden a superar la diarrea, como arroz, zanahorias cocidas, pastas o frutas cocidas (plátano, membrillo, manzana).
Lávate las manos con frecuencia, especialmente después de cambiar el pañal del bebé, ya que algunas diarreas pueden contagiarse a los padres.

rating review icon

Reseñas recientes

Valoraciones promedio

0
0
0 reseñas

Resumen de reseñas

  • 5 star
    0
  • 4 star
    0
  • 3 star
    0
  • 2 star
    0
  • 1 star
    0

Agregar nueva reseña