Embarazo
Artículo
Add this post to favorites

¡Quiero saber todo sobre la alimentación complementaria!

0
0 reviews

La alimentación en los primeros meses es fundamental para asegurar que el recién nacido desarrolle una buena salud.

9 minutos lectura Mar. 10, 2016

La alimentación en los primeros meses es fundamental para asegurar que el recién nacido desarrolle una buena salud.

 

Una alimentación complementaria sana

 

Con la llegada de tu bebé a casa surgen muchas preguntas que parecen no tener respuesta exacta, aun así, durante el proceso se van aprendiendo los cuidados necesarios para el nuevo integrante de la familia.

Su alimentación es un tema que trae miedos por parte de los padres, y es necesario saber que el organismo del bebé es frágil para poder comer cualquier tipo de comida. 

La comida los primeros meses debería ser la leche materna o una bebida suplemento, para que su organismo esté lo más fuerte y sano posible, así cuando llegue a una edad propicia poder empezar a explorar sabores y texturas, dándole poco a poco, sólidos y líquidos que lo fortalezcan aún más.

Entonces para iniciar a tu recién nacido en el mundo de los alimentos, tenemos información necesaria para que sepas qué hacer y cómo hacerlo cuando llegue a la edad apropiada
 

Alimentación complementaria para un bebé fuerte

 

¿Qué es la alimentación complementaria?

La nutrición de los bebés es un tema que no se debe tomar a la ligera, se requiere de la guía de expertos para lograr darle lo que necesita durante sus primeros meses. Y acá entra la alimentación complementaria, un proceso por el cual se le ofrece a los lactantes alimentos sólidos y líquidos distintos a la leche materna.

 

La alimentación complementaria es una etapa que se debe empezar en paralelo con la rutina de lactancia que tiene tu bebé, así como su nombre lo indica son comidas que vas a ir añadiendo mientras él sigue recibiendo su leche materna.

 

¿Cuándo iniciar su alimentación complementaria?

Durante las primeras semanas se recomienda tener una lactancia exclusiva y empezar a explorar nuevos alimentos a partir de los seis meses de vida, pero ¿por qué esta edad? Para que el organismo de tu bebé tenga una madurez a nivel neurológico, renal, gastrointestinal e inmunológico.

 

Empezar esta etapa no debería suceder ni antes de los 4 meses y ni después de los 6. Por un lado, puede que su cuerpo aún sea frágil a ciertos nutrientes de alimentos, y pasado el primer semestre de vida, puede que la comida que se va a incorporar en su dieta no sea recibida de manera correcta, causándole molestias.

 

Padres en la alimentación complementaria

 

  • Aquí tenemos los alimentos más recomendados para iniciar esta nueva etapa

Hay algunas comidas que puedes empezar a darle de forma progresiva para acostumbrar a su cuerpo a que los asimile de manera correcta, evitando a corto y largo plazo efectos secundarios. 

Estos son algunos alimentos para empezar esta nueva aventura de la alimentación complementaria: 

  1. Frutas, todas son posibles, escogerlas depende de tus gustos. 
  2. Cereales: arroz, quinua, fideos o avena. Preferiblemente integrales.
  3. Tubérculos: papa, batata o yuca
  4. Vegetales, empieza dando pequeñas porciones.
  5. Huevo, este es esencial para que lo asimile bien desde el principio.
  6. Carne, pollo y pescado. 
  7. Aceite de oliva

La cocción de los alimentos debe ser al vapor, asados o a la plancha, utilizando condimentos naturales, como el cebollín, el ajo o el perejil. Recuerda que este proceso es progresivo y estos deben irse incluyendo poco a poco.

 

Métodos para empezar la alimentación complementaria

¡Empecemos a explorar nuevos sabores con tu bebé!

Para iniciar este nuevo camino juntos, te contamos que existen tres métodos para comenzar a darle alimentos sólidos y líquidos: 

 

  • El primero es el Baby Led Weaning

Es una forma de alimentar a tu bebé donde le permites que agarre y coma lo que él decida. Poner a su alcance comida sana y segura sin ningún tipo de cubierto, permitiéndole que lleve a su boca los alimentos que quiera, siempre bajo supervisión, y dejando que se ensucie y que con sus manos pueda explorar las texturas de cada elemento del plato. 

Este tipo de alimentación traerá ventajas motoras y orales que son fundamentales en su desarrollo, además, le dará independencia y autonomía a la hora de comer. No te preocupes por si queda o no lleno, la idea del Baby Led Weaning es que él se detenga cuando ya se sienta saciado. 

 

  • Alimentación con cuchara

Cuando empiezas a darle comidas sólidas a tu bebé, puedes hacerlo también con una cuchara, acá tendrás el control del alimento. Pero para este método es recomendable que le des purés o completamente machacados, con eso él digerirá mejor. 


Aquí debes ser un poco creativo en la forma de darle su comida, hacer divertidos los alimentos y tener alguna dinámica para que él reciba la mayoría de los productos que le des. Que sienta que la hora de comer es algo entretenido. 

 

  • Inicio de la diversificación alimentaria

A pesar de todos tus esfuerzos y toda tu imaginación para alimentar al bebé, a veces te enfrentas a una negativa categórica. Es lo que se denomina neofobia alimentaria, o aversión por ciertos alimentos nuevos. Este trastorno empieza generalmente a los dos años, pero su momento de mayor apogeo es entre los cuatro y los siete años. Hay muchos motivos para incluir un alimento en la lista negra: afirmarse personalmente, simple gusto personal, desconfianza por lo nuevo... Si los nuevos alimentos se introducen antes de los dos años de edad, el riesgo de neofobia es menor.


Así, pues, estimula el gusto de tu niño desde el inicio de la alimentación complementaria. De esta manera, ¡el brócoli acabará siendo tan bueno como el mejor pastel!


Para empezar la diversificación, conviene esperar a que el bebé haya cumplido seis meses y su organismo esté suficientemente desarrollado para poder aceptar y digerir bien otros alimentos a parte de la leche materna. Lo que viene luego es totalmente personal, ya que cada bebé reacciona a su manera. Algunos muestran pronto interés por la mesa familiar y los alimentos nuevos, pero a otros les cuesta más. Cada uno a su ritmo. En cualquier caso, al principio la leche materna continuará siendo la base de la alimentación del bebé (al menos 500 ml al día).

 

Como su nombre lo indica, es incorporar los dos métodos que se nombran anteriormente. De esta manera es posible que a los 9 meses tu bebé ya sea más independiente a la hora de comer.

 

Además, le vas a dar variedad de alimentos de diferentes formas siendo su exploración algo más amplio y nutritivo.
 

Sus primeras comidas pueden ser:

  • Cereales sin gluten (arroz, quinua, maíz), ricos en almidón y, por consiguiente, en energía de absorción lenta
  • Frutas: manzana, plátano, durazno o pera, en compota o en puré, industriales o caseras
  • Verduras: papas, zanahorias, zapallo, zapallito italiano y cantidades pequeñas de vainitas, brócoli y espinaca. Todo en forma de puré y bien triturado Si las haces en casa, cuécelas en agua o al vapor, sin añadir sal ni azúcar. Y todo bien triturado, claro está
  • Puede empezar a comer carne de ternera, pollo, pavo y cordero. La cantidad adecuada para bebés entre seis y ocho meses es de dos cucharaditas de carne al día, es decir, 10 gramos. ¡Y no más, para no sobrecargar su organismo!
  •  

A partir de los siete meses:

Cereales infantiles con gluten, sémola fina y fideos bien cocidos y triturados, mezcladas con verduras que aporten la energía que necesita para su vida aventurera

La segunda fase, de los ocho o doce meses a los dos años

En esta etapa, el alimento básico continúa siendo la leche materna, al menos medio litro al día. 

El bebé come ya de todo cada día en cuatro o cinco comidas regulares: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

  • Féculas como fideos pequeños, arroz meloso, papa deshecha...
  • Carne: a partir del año se puede empezar a incluir en pequeños trocitos.
  • Pescado: a partir de los ocho meses puede empezar a comer pescado blanco, como la merluza, la cojinova, el lenguado. Al ser más graso, el pescado azul, como el atún, el bonito o el salmón, puedes introducirlo a partir de los dieciocho meses. 
  • La yema de huevo la puede empezar a comer, siempre bien cocida y mezclada con los purés a partir de los diez meses. El huevo entero lo podrá comer a partir del año de edad
  • Menestras, como lentejas bien cocidas, en pequeñas cantidades y en forma de puré, a partir de nueve meses
  • Verduras crudas y ralladas, a partir de los doce meses
  • Yogur y queso fresco a partir de los doce meses
     

Cantidades necesarias para esta alimentación

La alimentación complementaria podrás hacerla varias veces al día, que sea un momento familiar le dará a tu bebé una idea dinámica. 

Debes poner sus alimentos en un plato mediano, para que la porción no supere lo que es necesario para iniciar. Tu bebé también te irá dando las pautas de las cantidades, al principio serán pequeñas y con el tiempo irán aumentando. Habla con un experto para despejar las dudas en cuanto a cómo deben ser esas porciones.

 

  • Utensilios para una alimentación complementaria correcta

Para iniciar la alimentación complementaria lo ideal es presentarle a tu bebé la comida de forma divertida y colorida para despertar su interés y apetito. Adicional, darle una cuchara fácil de manipular que sea apropiada.

Compra una cuchara especial, escoge el plástico antes que el acero para que el material sea más agradable, y sienta al bebé a la mesa por primera vez. ¡No olvides tomar fotos! A veces, sin embargo, ese gran estreno resulta un fracaso…


Si el bebé solo chupa la cuchara, hay que enseñarle a que se la meta en la boca. Utiliza un alimento espeso, como un puré. Los bebés golosos tienen en ocasiones más impaciencia por comer y rechazan la cuchara.


Si el bebé se niega en redondo a abrir la boca, no pasa nada, ya lo intentarás más tarde.

 

Acomódalo en una silla alta para que puedas tener control de esta actividad, ponle un babero para que cubra su ropa, aunque puede haber desorden, evitas desastres en sus prendas.
 

Alimentación complementaria divertida

 

Alimentación para tu bebé prematuro

Con los bebés prematuros el proceso es diferente, los papás deben estar muy bien informados con su pediatra para saber cómo se maneja este proceso. 

Para iniciar la alimentación complementaria en tu bebé prematuro es necesario corregir su etapa. Una vez tengas su edad exacta en meses, puedes calcular cuándo empezar a dar alimentos diferentes, aunque su fuente principal de nutrición debe seguir siendo la leche materna. 

Explorar este nuevo universo de sabores y alimentos es una experiencia que te ayudará a darle a tu bebé la oportunidad de crecer saludable, siguiendo todos los pasos de los expertos puedes lograr que tu hija o hijo sean siempre seres fuertes y capaces de enfrentarse al mundo. 

Fuentes:
http://www.foodandnutritionjournal.org/volume2number2/importance-of-exc…
https://www.healthline.com/health/breastfeeding/11-benefits-of-breastfe…
https://health.clevelandclinic.org/baby-led-weaning/
https://www.clinicalascondes.cl/BLOG/Listado/Pediatria/blw#:~:text=El%2…(BLW,reconociendo%20olores%2C%20formas%20y%20colores.
https://www.seaic.org/profesionales/blogs/alergia-infantil/baby-led-wea…
https://www.tuasaude.com/es/metodo-baby-led-weaning-blw/
https://www.pediatriaintegral.es/publicacion-2015-05/alimentacion-compl…
 

rating review icon

Reseñas recientes

Valoraciones promedio

0
0
0 reseñas

Resumen de reseñas

  • 5 star
    0
  • 4 star
    0
  • 3 star
    0
  • 2 star
    0
  • 1 star
    0

Agregar nueva reseña