Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Share this eLearn Article
X
La vuelta al mundo en el sueño de los niños

La vuelta al mundo en el sueño de los niños

"¿Cómo consigo que mi hijo duerma?" es una pregunta que ya se hacían nuestros abuelos y todos los papás y mamás del mundo. Descubre cómo lo hacen otros papás y mamás de todo el mundo.

Vamos a echar un vistazo en las habitaciones de los niños pequeños en diferentes países y descubriremos numerosos contrastes. Los estilos de sueño pueden variar mucho entre las culturas, lo que afecta a dónde, cómo y a qué hora los padres acuestan a sus pequeños, así como a las rutinas que siguen a la hora de acostarse. La buena noticia es que, incluso con hábitos diferentes, muchos niños pequeños suelen dormir las 11-14 horas de sueño recomendadas, incluyendo las siestas.

 

El sueño es vital para que el niño crezca y se desarrolle saludablemente, es un momento de gran importancia en el que su cuerpo descansa y se recarga. Un sueño inadecuado puede estar relacionado con el consumo de más calorías y con el aumento del riesgo de sobrepeso cuando tu hijo sea mayor.

Preparativos para acostarse

Los estudios han demostrado que una rutina constante a la hora de acostarse es una de las cosas más importantes que puedes hacer para ayudar a tu hijo a descansar. Si todavía no tienes una, no es demasiado tarde para empezar. Un estudio reciente en el que participaron mamás y sus hijos pequeños mostró mejoras en los hábitos de acostarse de los niños pequeños después de solo tres noches de seguir una rutina específica a la hora de acostarse, que incluyó un baño caliente, un masaje y actividades para la hora de acostarse. Sea cual sea la opción que elijas para preparar a tu pequeño antes de irse a la cama, asegúrate de hacer lo mismo todas las noches para que sepa qué esperar.

 

Asegúrate de que las pantallas no formen parte de la rutina de tu pequeño a la hora de acostarse. Ver la televisión o jugar con teléfonos o tabletas antes de irse a la cama puede provocar una disminución del sueño. De hecho, un estudio reciente descubrió que cada hora de uso de una pantalla táctil se asociaba con 15 minutos menos de sueño total en los niños pequeños.

Diferentes estilos de sueño

Descubre cómo los niños pequeños duermen y se preparan para ir a la cama en todo el mundo. Se han realizado varios estudios que exploran los patrones de sueño de los bebés en diferentes países, y han revelado algunos hallazgos interesantes. A lo mejor alguno te resulta inspirador y deseas probarlo. Al fin y al cabo, lo que une a todos los padres, vengan de donde vengan, es su deseo de tener un niño feliz, sano y bien descansado.

 

La vuelta al mundo en el sueño de los niños

 

  1. Distintos horarios de acostarse y levantarse

Algunos estudios sugieren los siguientes descubrimientos:

 

        Las mamás y los niños pequeños de Oriente Medio se acuestan, en promedio, alrededor de las 11 de la noche, y se despiertan a las 9 de la mañana.

        En Brasil, la hora promedio de acostarse para las mamás y los niños pequeños es a las 10 de la noche y la hora de levantarse es a las 8 de la mañana.

        A pesar de que se acuestan más tarde, los niños de Oriente Medio duermen aproximadamente un total de 12 horas, mientras que los de Brasil duermen algo más de 12 horas cuando se tiene en cuenta la siesta durante el día. 

 

¿Podría funcionar para ti? Dormir en un horario diferente, con horas de acostarse y de levantarse más tarde, significa que los niños pequeños pueden dormir lo suficiente. Este es un patrón de sueño que puede encajar mejor con el horario de la familia. 

 

La vuelta al mundo en el sueño de los niños

 

  1. Siestas durante el día

Los estudios sobre las siestas de los niños pequeños muestran los siguientes descubrimientos:

 

        Los niños pequeños de Grecia duermen nueve horas por noche y tres horas durante el día. 

        En Inglaterra, casi todos los niños de 18 meses duermen siestas durante el día, lo que significa que duermen un promedio diario de casi 13 horas. 

        Los niños pequeños de Corea del Sur son los que menos siestas duermen. Sin embargo, todavía acumulan un total de casi 12 horas de sueño, lo que indica que están dentro del rango recomendado de 11 a 14 horas al día. 

 

¿Podría funcionar para ti? Las siestas pueden dar a los niños pequeños en crecimiento la oportunidad de recargarse durante el día para que estén listos para más actividades. También te dan un poco de tiempo para hacer cosas.

 

La vuelta al mundo en el sueño de los niños

 

  1. Compartir la cama o la habitación

Algunos estudios que analizan el sueño en varias culturas han descubierto que:

 

        En Hong Kong, los niños que comparten una habitación o cama con sus padres se acuestan más tarde que los niños que duermen en su propio espacio independiente. Siguen durmiendo tanto, unas 12 horas en total, como los que disfrutan de sus propias habitaciones. 

        Casi todas las familias de Oriente Medio comparten una habitación con sus hijos, aunque menos de la mitad comparten la cama. 

 

¿Podría funcionar para ti? Tener a tu pequeño en la misma habitación puede ser más tranquilizador para todos. No hay reglas, tú decides lo que más se adapte a tu estilo de vida. 

 

La vuelta al mundo en el sueño de los niños

 

  1. Dormirse solos

Los estudios sobre cómo se duermen los niños pequeños han hallado que:

 

        En Australia y Nueva Zelanda, los padres son muy propensos a fomentar la independencia y dejar que los niños se calmen solos. Los niños pequeños duermen un promedio de 13 horas diarias, a pesar de que el 30% de los padres creen que su hijo tiene un problema de sueño.

        En Hong Kong, los niños que se duermen por sí solos descansan más tiempo y se despiertan menos. 

 

¿Podría funcionar para ti? Enseñar a tu pequeño a dormirse por sí solo significa que, con el tiempo, será capaz de tranquilizarse y reacomodarse si se despierta por la noche. Con suerte, tú también podrás descansar un poco más.

 

La vuelta al mundo en el sueño de los niños

 

  1. La rutina nocturna habitual

Los estudios sobre el seguimiento de las rutinas a la hora de acostarse revelaron que:

 

        En Bélgica, casi el 40% de los niños de uno a cuatro años siguen la misma rutina para acostarse todas las noches 

        En Países Bajos, cerca del 50% de los niños de uno a dos años tienen una rutina nocturna para acostarse. 

 

¿Podría funcionar para ti? Hay pruebas que demuestran que seguir una rutina regular para acostarse conduce a que los niños pequeños disfruten de más horas de sueño. Actividades como el baño y la lectura de un cuento antes de dormir también son formas divertidas de crear un vínculo con tu peque.

 

Nunca es demasiado tarde para empezar una rutina de acostarse; mira nuestro video "Hora de irse a la cama" para conocer cinco maneras de ayudar a tu pequeño y lograr un buen sueño reparador para ti y tu pequeño.

Do you find this article helpful?
  • Insufficient
  • Sufficient
  • Ordinary
  • Bueno
  • Very Good
Buscar

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Intenta nuestra nueva búsqueda inteligente. Siempre tendremos algo para ti.