Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Share this eLearn Article
X
Una nueva era en la alimentación

Una nueva era en la alimentación

Ya se acabaron los días de darle purés con cuchara, ¡es hora de prepararte para que tu pequeño empiece a comer por sí solo! Deja que tu pequeño marque la pauta a la hora de comer.

Ahora que tu bebé es oficialmente un niño pequeño, la hora de comer es una nueva y emocionante experiencia para él y para ti. No solo está tomando el control de su cuchara, sino que también podría estar diciéndote lo que quiere comer. Y aunque puede haber un poco de desorden al principio, todo es parte de la diversión. Vas a disfrutar de las comidas familiares juntos, será un momento para conectar y ponerse al día con toda la familia, disfrutando de los mismos platos. A medida que domina sus habilidades para alimentarse por sí solo, es más importante que nunca ofrecerle una variedad de alimentos nutritivos, y dejar que él decida si quiere comer y cuánto.

El dilema del pastel de cumpleaños 

En su reciente primer cumpleaños, ¿te costó decidir si dejabas que tu bebé comiera pastel por primera vez? Los alimentos para ocasiones especiales, como el pastel de cumpleaños, solo se sirven en las celebraciones. Siempre y cuando respetes sus señales, permitiendo que pruebe, sin ninguna presión, puedes estar segura de que aplicaste los principios de una alimentación consciente. La clave es enfatizar el vínculo entre alimentos específicos y eventos familiares.

 

Los estudios realizados sobre niños mayores muestran que cuanto más afirman los padres que un alimento no está permitido, más probable es que los niños lo consuman en exceso cuando se les da la oportunidad. Es más, restringir la comida hace más difícil que tu pequeño reconozca sus propias señales de hambre y saciedad, y puede llevarle a tener sobrepeso cuando sea mayor.

 

Debes dar buen ejemplo y poco a poco empezará a comer las mismas comidas saludables que tú disfrutas, y si crees que podrías mejorar tu propia dieta, ahora es el momento de hacerlo. Recuerda que eres el modelo de comportamiento que tu pequeño copiará. Si terminas cada comida con un dulce o un postre, es probable que él también quiera lo mismo. Aplica nuestra lista de control y deja que explore sus papilas gustativas por sí mismo.

 

  1. Cortar los alimentos blandos para que sean fáciles de comer

A estas alturas, tu pequeño habrá probado diferentes texturas y puede que incluso tenga varios dientes. Recuerda que aún está aprendiendo a masticar y a tragar. Asegúrate de cortar su comida en trozos pequeños, del tamaño de un bocado. Estos no deben ser más grandes de 1,5 cm, para permitirle coger lo que elija y masticar fácilmente.

 

  1. Seguir ofreciendo una variedad de alimentos saludables

A veces los niños pequeños necesitan probar un nuevo alimento hasta ocho veces antes de decidir que les gusta, ¡así que no te rindas! Un estudio reciente demostró que los niños que habían probado más frutas y verduras a los 14 meses, disfrutaban de una mayor variedad de frutas y verduras entre los tres y cuatro años de edad. Continúa ofreciendo una variedad de alimentos saludables y deja que experimente, con todos sus sentidos, nuevos colores, texturas y sabores cuando esté listo. Él decidirá qué y cuánto quiere comer.

 

  1. Evita cocinar con sal o azúcar

No te preocupes si crees que los alimentos de tu pequeño están sosos: no necesita la sal o el azúcar que tú añades a tus platos, y darle estos ingredientes a una edad temprana significa que puede desarrollar un gusto por ellos a medida que crezca. Siempre puedes añadir un poco de sabor con hierbas o especias. Reserva primero una porción de la comida de la familia para tu pequeño, antes de añadir sal o azúcar adicional al resto, o aprovecha y reduce las cantidades de sal y azúcar en beneficio de todos.

 

  1. Vigilar que no se llene demasiado la boca

Ahora que tu peque se está alimentando por sí solo, vigílalo de cerca para asegurarte de que no se mete demasiada comida en la boca a la vez. Ofrécele solo unos pocos trozos a la vez que puedan romperse fácilmente en su boca. Comprueba que los haya terminado antes de ofrecerle más.

 

  1. Asegurarse de que esté sentado, supervisado y seguro

Sentarse a la mesa durante las comidas no solo permite a tu pequeño disfrutar de este tiempo especial en familia, sino que también puede significar que tenga una dieta más saludable y mejores hábitos alimenticios cuando sea mayor. Átalo a su silla y colócalo en la mesa con toda la familia. Nunca debes dejarlo desatendido. Sirve todas las comidas, incluyendo los aperitivos, en la mesa. Haz lo mismo cuando estés fuera de casa.

 

  1. Evitar los riesgos de atragantamiento

A medida que gane confianza comiendo por sí solo, ten más en cuenta los riesgos de atragantamiento. Evita darle trozos grandes de cualquier tipo de comida, y ten cuidado con las cosas que son redondas, duras, pegajosas, pequeñas o maleables. No debes darle frutos secos enteros, semillas ni palomitas de maíz. Las zanahorias y las vainitas deben cocinarse y cortarse en dados, las uvas y los tomates cherry deben cortarse en cuartos, las salchichas deben cortarse a lo largo y en rodajas, y los productos untables a base de frutos secos deben esparcirse finamente sobre el pan antes de dárselo a tu pequeño.

 

  1. Evitar sus comidas favoritas como recompensa

Evita ofrecerle sus comidas favoritas en un intento de que coma algo, o como recompensa por probar algo que no le gusta. Esto podría no hacer más que reforzar su falta de interés en nuevos alimentos, y hace menos probable que desarrolle el gusto por ellos.

 

  1. Ofrecer agua en un vaso

Olvídate de darle bebidas azucaradas a tu pequeño. Ofrécele agua o leche (leche materna, leche de vaca entera o leche de crecimiento) en un vaso en cada comida y merienda.

 

No te pierdas

Con tanta variedad de nuevos alimentos para ofrecer, en ocasiones puede ser difícil saber qué está comiendo tu peque en el transcurso de una semana. Imprime nuestra práctica Tabla de seguimiento de consumo de alimentos, pégala en tu nevera y rellénala todos los días para ver si tu pequeño está comiendo de cada uno de los cinco grupos de alimentos. Así podrás saber si está recibiendo los nutrientes que necesita para crecer grande y fuerte.

Una nueva era en la alimentación

¿Qué patrones notaste en la dieta de tu pequeño? ¿Come alimentos de cada uno de los grupos de alimentos? ¿Qué grupos de alimentos, si es que hay alguno, parece que le faltan a tu pequeño?

Do you find this article helpful?
  • Insufficient
  • Sufficient
  • Ordinary
  • Bueno
  • Very Good

Become a My first 1000 Days Club Member

Motherhood comes with countless question. We are here to help you find answers and make every one of your baby's first 1000 days count.

Buscar

¿Aún no encuentras
lo que estás buscando?

Intenta nuestra nueva búsqueda inteligente. Siempre tendremos algo para ti.