2 años a más
Programa de nutrición
Add this post to favorites

10 pasos para el éxito de las comidas familiares

La hora de la comida es una gran oportunidad para que la familia se reúna para compartir alimentos y disfrutar de la compañía de los demás. Además, las comidas en familia tienen beneficios que van más allá de las experiencias felices compartidas: comer junto con los miembros de la familia puede enseñar a tu pequeño hábitos alimenticios saludables que pueden durar toda la vida.

3 minutos lectura Oct. 17, 2020

Son las pequeñas cosas las que pueden suponer una gran diferencia cuando se trata de lo que tu hijo come y bebe. Comprueba que sigues estos consejos y pregúntate si son ciertos en las comidas familiares en tu casa. A medida que avanzas, verás que se añaden elementos a la escena para crear una imagen de una comida positiva y saludable que toda la familia puede disfrutar.

 

Si ya estás siguiendo todos los consejos, felicidades, le estás dando a tu pequeño la mejor oportunidad de aprender a comer por sí solo de forma saludable e independiente. Si no, no te preocupes. Toma nota de lo que falta en las comidas familiares e intenta hacer pequeños cambios para que tengan un impacto duradero en los hábitos alimenticios de tu pequeño.

 

 

  1. Asegúrate de que los televisores y las pantallas estén apagadas y alejadas de la mesa para no distraer a tu pequeño.


 

  1. Crea una atmósfera cálida, agradable y amistosa con mucha interacción.

 

 

  1. Siéntense en familia y disfruten de la cena juntos la mayoría de las noches de la semana.

 

 

  1. Confía en las señales de saciedad de tu peque y deja que él decida cuándo ha tenido suficiente. Su apetito puede variar de un día para otro, pero generalmente tiene hambre a la hora de comer.

 

 

  1. Disfruta de unas comidas variadas y prueba nuevas comidas juntos. Si tu pequeño no quiere probar alimentos desconocidos, consulta Cómo ayudar a tu bebé a que disfrute nuevos alimentos y texturas para obtener algunos consejos útiles.

 

 

  1. Sé un buen modelo a seguir para tu pequeño comiendo la misma comida sana que le ofreces y mostrando lo mucho que te gusta tu comida (no pongas malas caras o digas que algo sabe mal). 

 

 

  1. Ofrece a tu pequeño tres comidas principales al día, a horas regulares.

 

 

  1. Ofrécele uno o dos snacks al día. A los niños pequeños hay que ofrecerles comida con frecuencia; no necesitan comer constantemente. Deja un tiempo entre las comidas y los snacks para darle la oportunidad de sentir hambre.

 

 

  1. Ofrécele bebidas (leche o agua) con las comidas y los snacks. No le ofrezcas bebidas azucaradas.

 

 

  1. En un día típico, ofrécele alimentos de todos los grupos de alimentos: frutas, cereales/granos, lácteos, carne/pescado/proteínas y verduras.

 

 

 

¡Enhorabuena, has creado la imagen de una comida familiar exitosa! Ahora intenta seguir estos pasos tan a menudo como puedas. Si se animan a comer juntos en familia y muestras hábitos de alimentación saludables, tu pequeño se beneficiará ahora y en el futuro.